Re-conectar con la Naturaleza

Muchas de las historias que leí me tocaron el corazón y la mente profundamente. Desde hace mucho he pensado que cuando las palabras resuenan en mi y mi corazón asienta con ellas es porque encontré una verdad dentro de mi. Y estas pequeñas verdades nos van contando los secretos del mundo. 

La mayoría de las sociedades modernas crece con la idea de estar separados de la naturaleza. Esta separación crea conflicto con la forma en que construimos nuestras formas de vida, se crea el condicionamiento antropocéntrico. Esta limitación construida crea la crisis planetaria de la percepción en la que vivimos y naturalmente se va desenrollando la crisis ambiental, social, económica y espiritual. 

Hemos olvidado nuestra verdadera naturaleza, hemos olvidado como escuchar lo que nuestro corazón nos dice y si no podemos escuchar a nuestro propio corazón cómo vamos a poder siquiera percibir el susurro de el resto de la humanidad y los seres vivientes que habitan el planeta. Mutilar a la tierra es igual a automutilarse. Desconectarnos de nuestro corazón es desconectarnos de la naturaleza. 

Artista: Leah Dorion

Creo que el despertar de las sociedades es real y es un despertar porque todo este conocimiento ancestral siempre ha sido una parte intrínseca de la humanidad, pero un día después de mucha ¨modernidad¨ se nos olvidó quiénes éramos. Nuestro modo de percibir y cuestionar la naturaleza como un elemento separado ha creado el gran conflicto y la crisis del mundo insostenible en el que vivimos. 

Y un día de pronto nos encontramos dentro de un bosque conectados a nuestra soledad divina y con la receptividad a flor de piel logramos sentir por un momento que no estamos separados de ella, a la que siempre vemos como algo lejano a nosotros. Vamos despertando poco a poco y es como si salieramos por primera vez al mundo y nos viéramos como el mundo mismo. Nos vemos con nuevos ojos, con los ojos de la misma tierra que se va haciendo consciente de sí misma, más bien todo el universo que se va haciendo consciente de sí mismo.

Como seres humanos tenemos un gran regalo que es el de la percepción, autorreflexión y expresión (también creo hay mas seres vivientes que lo tienen y hasta siento que ellos sí pueden hablar la lengua del mundo entre ellos). Esta capacidad innata nos permite explorar cosmovisiones más adecuadas y sistemas de valores que están en armonía con la tierra y los seres vivos que la componemos.

La vida es maravillosamente inteligente y poderosa, James Lovelock que fue un científico, ambientalista y futurologo conocido por proponer la hipótesis de Gaia, dijo: ¨La evolución de los organismos está tan estrechamente relacionada con la evolución de su entorno fisico y quimico que juntos constituyen un proceso evolutivo único, que se autorregula… A través de la actividad incesante de los organismos vivos, las condiciones del planeta se han mantenido favorables para la ocupación de la vida durante los últimos 3.600 millones de años.¨

Es fascinante para mi leer esto. No nos estamos adaptando a la vida del planeta ni ella a nosotros, trabajamos en conjunto, estamos interrelacionados e interconectados. Y con la consciencia pasa igual, un cambio en la consciencia individual y colectiva afecta a toda la consciencia universal. Y hasta que no lo creamos, sintamos y veamos no puede existir un cambio radical. Por eso paso a paso a través del trabajo individual, colectivo y de los rituales que tenga cada comunidad podremos ayudar a liberar a la naturaleza y restaurar el equilibrio de la Tierra. Al liberar la naturaleza nos liberamos y recuperamos nuestro sentido de pertenencia. 

En el trabajo individual de mi propia experiencia está mi práctica espiritual que es el yoga, el ir aprendiendo a meditar, la autorreflexión a través de mi palabra escrita, el baile libre y salvaje en mi soledad, algunos viajes que hice sola y me retaron a soltar miedos y rendirme a la vida, y la inmersión en la naturaleza que me deleita en todos los sentidos. En el trabajo colectivo me han enseñado tanto mis maestros de vida, parejas, mis padres, profesores de yoga, amigos, honguitos, y ceremonias sagradas que he compartido con gente realmente mágica. A veces ha sido una enseñanza simple, ligera y a veces ha sido muy compleja y cargada de sufrimiento. La unión con mi esposo ha sido uno de los rituales más hermosos que he vivido, casi todos los miembros de nuestra familia y amigos reunidos en un espacio para celebrar junto a nosotros nuestro amor, para colmarnos de bendiciones y energía tan hermosa. Y me di cuenta de la importancia de los rituales, son un paso que damos que puede ser individual o colectivo y marca nuestra vida y le va dando forma y sentido.

Estudiarnos a nosotros mismos, trabajarnos, indagarnos, examinarnos y todos los sinónimos que existan son importantes para poder honrar quienes somos y honrar de donde venimos. Entre más leo y busco en la vida las respuestas a la verdad, mas me expando, más me respeto y respeto a mi madre tierra, al padre, a su balance y su neutralidad. A veces me pierdo por el camino y otros seres me ayudan y me guían, así como nuestra individualidad es sagrada y sabia, nuestro colectivo es inteligente y perceptiva, nos regala ser parte de una comunidad, ser parte de un todo. Quizá el día en que experimentemos un sentido de pertenencia a este mundo podremos amarlo más y amarnos mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close